Martes, Octubre 17, 2017

Endodoncia

La Endodoncia o Tratamiento de Conductos o Sacar el nervio es el proceso por el cual se remueve la pulpa infectada, dañada o muerta de un diente.  La pulpa contiene vasos sanguíneos y nervios. Y puede infectarse por una caries profunda o por  una enfermedad periodontal.

Hay que estar alerta cuando una pieza dental comienza a cambiar de color  o hay dolor al comer. También puede ser una señal de alarma sentir molestias al tomar una bebida fría o alguna infusión muy caliente. Su Odontólogo podrá en la mayoría de las veces, salvar el diente dañado.

Se realiza bajo anestesia local, por lo que no comporta ningún dolor durante la intervención. Sí que puede ser un poco molesta para los pacientes que presentan una infección del nervio, especialmente una vez pasado el efecto de la anestesia. En estos casos los especialistas indicarán la medicación adecuada para contrarrestar las posibles molestias.

La Endodoncia sirve para mantener el diente en la boca cuando una caries o un traumatismo provoca dolor y/o inflamación e infección. Hay que eliminar el tejido dentario afectado y sustituirlo por materiales biocompatibles para conservar el diente. Si no se realiza, se procederá a la extracción del diente.

Luego de anestesiar el diente enfermo, se realiza una pequeña apertura para dejar expuesto el canal radicular y la pulpa enferma. Se remueve el tejido y se ensancha el canal radicular con instrumentos adecuados. se realizan irrigaciones para eliminar la infección. Por último se sella y obtura todo el canal radicular. Aquí queda concluido el tratamiento de endodoncia, pero el diente necesita ser restaurado en cuanto a su función y apariencia; puede requerir de una obturación estética, reconstrucción  o corona (sobre todo en molares).

El o los dientes tratados y restaurados de este modo pueden durar toda la vida si se les cuida correctamente. Los dientes tratados pueden sufrir caries, en consecuencia, es esencial adoptar buenos hábitos de higiene bucal y acudir a exámenes odontológicos regulares para evitar problemas futuros. Como estos dientes tratados ya no tienen la pulpa que los mantenía vivos, se vuelven quebradizos y son más propensos a la fractura. Esto es importante para decidir colocar una corona en lugar de obturar el diente después del tratamiento del conductos.

Luego de realizado el tratamiento el sistema de conductos radiculares dentro de su diente se ha limpiado a fondo, y el tejido irritado y las bacterias que han causado que usted necesite un tratamiento de conducto se han ido.

Es normal sentir algo de sensibilidad en la zona en los próximos días, su cuerpo experimenta el proceso de curación natural. Usted también puede sentir algo de dolor en la mandíbula de mantenerlo abierto durante un período prolongado de tiempo. Estos síntomas son temporales y por lo general responden muy bien a los analgésicos que le recete su especialista.

Horario de Atencion

Lunes a Viernes
09:00 - 13:00 y 15:00 - 20:00

Teléfono

Administración
4098330

Direccion

Principal
Av. 10 de Agosto y calle Los Pensamientos

Teléfonos

Consultas y Citas
4096626 - 4097734

Correo

hospitalodontologico@hotmail.com

Whatsapp

0987220134

Facebook

Hospital Odontologico

Twitter

@HospitalOdont